martes, 10 de abril de 2018

La Licuadora – un gran ayudante en la cocina.


Designed by Freepik

Nadie puede negar que una licuadora es imprescindible en nuestra cocina, pues además de ahorrarnos tiempo nos ayuda a crear platillos espectaculares dando textura, mezclando los sabores, colores y olores de los alimentos en cuestión de segundos.

Los maestros, chefs o cocineros especializados suelen tener más de una, considerando la velocidad, potencia, material, tipo de aspas y los diversos tamaños que existen, ya que hay recetas que requieren un determinado acabado, o porque la cantidad que se va a preparar varia, o simplemente no se desea utilizar la misma entre unos y otros ingredientes.

Aquí tiene algunos tips que pueden serle de utilidad al elegir una licuadora.

  • El vaso. Si es de cristal, no se mancha, es fácil de limpiar y su peso la hace más estable. Si es de plástico (preferiblemente, un policarbonato fuerte), se rayará, pero no se romperá como el de vidrio. Ambos se pueden poner en el lavaplatos. Los de acero son muy atractivos, pero no permiten ver el proceso de licuado.

  • La cuchilla. Es más fácil lavar una de acero inoxidable desmontable y se la puede poner en el lavaplatos. Además, considere que cuantas más aspas tenga la cuchilla, más efectiva será.

  • Función de pulso. Permite tener más control sobre el tiempo de batido, de licuado, o ambos.

  • El pico del vaso. Un pico rectangular previene derrames.

  • Número de velocidades. La mayoría de los modelos de licuadoras tienen entre 3 y 12 posiciones o velocidades. Michael Fretwell, director de mercadeo de Oster Blenders dice que “Tener muchas velocidades no siempre significa que la batidora sea mejor”

  • Capacidad. Los vasos suelen tener una capacidad de 40 onzas y a veces hasta de 56 onzas, pero hay en el mercado algunas menores que resultan muy prácticas para lograr porciones pequeñas.

  • Panel de control. Si es de botones elevados será más difícil limpiarlo. Es más práctico uno que tenga controles empotrados detrás de una cubierta transparente. Los modelos más recientes cuentan con pantallas táctiles.

Evalúe tus necesidades.

Las licuadoras son ideales para hacer batidos de frutas y otras bebidas heladas, triturar hielo y hacer purés de vegetales crudos. Elija un modelo de 450 a 600 vatios. Los que tienen menos, son mejores para mezclas menos espesas, como merengadas de leche o mezcla para pancakes. Si va a dejar la licuadora a la vista, escoja una que complemente los otros electrodomésticos en su cocina en cuanto a color y materiales. Si sus hijos la van a usar, asegúrese de que el vaso sea resistente para prevenir roturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco su comentario, para quienes escribimos en un blog siempre es grato recibir la retroalimentación de quien nos lee.